Iluminación LED

 

 

Una lámpara de LED  es una lámpara de estado sólido (SSL) que usa LEDs  (Light-Emitting Diode, Diodos Emisores de Luz) como fuente luminosa. Debido a que la luz capaz de emitir un LED no es muy intensa, para alcanzar la intensidad luminosa similar a las otras lámparas existentes como las incandescentes o las

fluorescentes compactas, las lámparas LED están compuestas por agrupaciones de LEDs, en mayor o menor número, según la intensidad luminosa deseada.

garaje

Actualmente las lámparas de LED se pueden usar para cualquier aplicación comercial, desde el alumbrado decorativo hasta el de viales y jardines, presentado ciertas ventajas, entre las que destacan su considerable ahorro energético, arranque instantáneo, aguante a los encendidos y apagados continuos y su mayor vida útil, pero también con ciertos inconvenientes como su elevado costo inicial.

Los diodos funcionan con energía eléctrica de corriente continua (CC), de modo que las lámparas de LED deben incluir circuitos internos para operar desde el voltaje CA estándar. Los LEDs se dañan a altas temperaturas, por lo que las lámparas de LED tienen elementos de gestión del calor, tales como disipadores y aletas de refrigeración. Las lámparas de LED tienen una vida útil larga y una gran eficiencia energética.

 

 

ALGUNAS VENTAJAS DE LA ILUMINACIÓN BASADA EN  LEDs :
  •  80-90% más eficacia: La iluminación LED  consume un 80-90% menos electricidad que una lámpara de similares características. Esto significa un 90% de ahorro en la factura eléctrica.
  •  Larga vida: La vida media de una lámpara LED es de 40.000 horas, es decir, 14 años 8 horas diarias de uso.
  • Ecológicas: No contienen tungsteno como las lámparas incandescentes, ni mercurio como la iluminación fluorescente, son reciclables y cumplen con la normativa europea de sustancias contaminantes RoHS.
  •  Menor emisión de calor: A diferencia de otras lámparas, la tecnología LED no utiliza energía en crear calor.
  • Sin mantenimiento: Al tener una vida larga, los productos LED no necesitan ningún mantenimiento. Esto es especialmente importante en los casos en los que la sustitución de las lámparas conllevan un coste o cierta complejidad.